MIRA MI ULTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

11 de junio de 2015

Todo sobre #SmartTV: calibración de imagen y consejos para un buen setup



Otra semana más con tutoriales sobre SmartTVs!! Si recién te enteras de esto, dale una revisada a las sesiones anteriores:


En este caso, quiero enfatizar algunas condiciones respecto a la calibración de imagen. Esto lo hago porque son muchas las personas que nunca cambian los parámetros de imagen, o casi siempre usan la calibración que el TV trae de fábrica.

Este es el resumen en video:



CAMINO SIMPLE: LOS MODOS



Desde hace años, los TVs integran seteos predeterminados de imagen para cierto tipo de formato o fuente. Por ejemplo, si quieres ver una película, podrías optar por el modo “Cine” que reduce el brillo, propone una imagen cálida y sube los niveles de contraste a un punto en que los tonos negros son realmente profundos. Si quieres ver un partido de fútbol, lo mejor es el modo “Deportes”, en donde la imagen gana en brillo, los colores son más saturados y la imagen se refresca con mayor velocidad.

En verdad, investigar sobre los modos es la mejor manera de iniciar con la experimentación de imagen, pero no es el único paso.

CAMINO ATRACTIVO: CALIBRACIÓN MANUAL



Quizás es lo más complejo, pero los resultados se ajustarán mejo a tus deseos. Para lograr una buena calibración de imagen, te recomiendo lo siguiente:

Descarga la aplicación THX Tune Pro. Es un app que puedes usar desde iOS o Android para mostrar patrones visuales que deben ser modificados hasta lograr una imagen bien calibrada. Es gratis en el App Store y en Google Play. Este software permite diferentes opciones de configuración, y te permite usar la cámara de fotos como regulador de imágenes para lograr colores más precisos. En el caso que cuentes con un teléfono o Tablet que se conecte vía HDMI o que sea compatible con MHL, podrás usarlo con cable. SI tu TV tiene Miracast – o soporte para WiDi como mi LG UF8500 – puedes hacer esto de manera inalámbrica.

Si no tienes la posibilidad de usar el app THX, descarga  plantillas para calibración. Te van a ayudar y mucho. Sólo debes ponerlas en una memoria USB y conectarla en el televisor. Desde ahí podrás abrir las fotos. Las estoy poniendo en cada mención a los seteos en este post.

RELACIÓN DE ASPECTO



Seguramente has visto alguna vez esta numeración:
16:9 / 4:3 / 21:9

Eso es la relación de aspecto o proporción de aspecto en una pantalla. Si dividimos esos números nos da una relación de aspecto en alto o ancho. Por ejemplo, un televisor 4:3 – los antiguos televisores CRT o de caja grande – tienen una pantalla 1,33 veces más ancha que alta. En el caso de los HDTV, o televisores de alta definición, su proporción de aspecto es 16:9 o 1,77 más anchos que altos. Desde los DVDs se usan estas proporciones.

Usualmente, los canales de cable con señal estándar – o SD – tienen una relación e aspecto en 4:3, pero el televisor estira la imagen a lo ancho para poder calzar la imagen en toda la extensión de la pantalla. Es por esa razón que, hace muchos años se decía que “la televisión engorda”, pues era este proceso de extrusión sobre la imagen para que coincida con los tamaños de pantalla. Hoy, los canales HD tienen una señal nativa de 16:9, así que calzan sin problemas en las pantallas y con gran calidad de imagen.

Por eso, debes saber qué tipos de equipos emiten estos tipos de señal. Usualmente, las películas se proyectan en pantallas más anchas – d 21:9 en promedio – y dejan bordes negros horizontales en la imagen. En un monitor de 16:9, una imagen de 4:# deja bordes negros a ambos lados de la pantalla.

CONTRASTE




Descarga estas plantillas para calibrar contraste

Hablar de números y profundidad del contraste no tiene mucho sentido, y es algo que ya había comentado en un post algo viejo sobre cómo comprar un Smart TV. Sin embargo, arranco con el contraste porque es el que determina la profundidad de las zonas oscuras en una pantalla. A mayor nivel de contraste, las imágenes salen más perfiladas, más saturadas y con sombras mucho más duras. Es por eso que no deberíamos ajustar el contraste luego del brillo, pues descompensaría la profundidad de contraste.

A mí me gusta mucho los niveles altos de contraste, pero que dejen margen a una sana gama de tonos medios en las sombras. Suelo usar entre 70 y 80% de contraste en la imagen – maldita sea Daredevil en Netflix por empujarme a eso - pues me da mayor impacto en películas y series.

BRILLO




Una vez establecido el contraste, vamos al brillo. El factor a cuidar aquí es no ajustar el brillo de la pantalla según el ambiente. Para eso no es el brillo. El ajuste de este parámetro responde a atenuar los tonos claros y que la imagen no sea dispar respecto a los tonos medios y claros. Es como pasar del azul al blanco sin celeste al medio. El brillo es un atenuador de señal y un difusor de puntos de luz. Te recomiendo usar el brillo en menor grado que el contraste para tener una imagen más definida y menos “celestial”. Más brillo genera contenido pálido.

COLOR



Acá entramos al tema de las preferencias. A mí me gusta una saturación leve, que impulse un poco lo natural. Eso lo notas más en los tonos rojos, que son los primeros que saltan a la vista. Usualmente las pantallas LED tienen predisposición a no matizar muy bien el color rojo. Por eso es importante que el setup de esta parte se centre en ese color. Un rojo demasiado saturado genera colores naranjas más cercanos al rojo, y ahí se produce una mezcla no deseada. El rojo tiene que verse natural, pero a mí me gusta un poquito más intenso.

La gracia es que la imagen se vea natural, pero con cierto grado de presencia. Colores un poco más vivos, de ligera intensidad, casi despegándose de un panel Full HD.

TINTE



Este parámetro se aplica para definir el color de piel en los personajes y la calidez de la escena. Hay algunas marcas de TV que tienden a la imagen azul, por lo que deberíamos jugar con los valores del tinte hacia los tonos más fríos y buscar un color blanco más neutro.  A mí me gustan mucho las pantallas de señal cálida, pero trato de ajustar tonalidades frías para un balance más parejo.

LUZ DE FONDO



Este es el factor que debes tomar en cuenta, si lo que buscas es adaptar tu pantalla a la luz del ambiente. Una vez que ajustas los demás parámetros, podrás establecer la intensidad de luz en este punto. Mayor nivel de luz de fondo no distorsiona tu calibración de brillo, contraste, color y tinte. Simplemente amplifica y reduce la cantidad  de luz que la pantalla emite.

Recuerda: es el mejor modo de controlar la intensidad de señal según la iluminación.


Espero que este post te ayude a encontrar la mezcla perfecta ante tus ojos. Lo importante es que busques parámetros y valores que vayan contigo y tu preferencia de color e intensidad. Deja tus comentarios y sugerencias al final de este post.

0 comentarios: